961 47 25 29 info@mercovasa.com

La platanera proviene del Sudeste Asiático. De ahí pasó a África y, posteriormente, a las islas Canarias en el siglo XV y desde allí, fue llevado a América por los españoles y portugueses.

Existen múltiples variedades: más allá de la fruta de color amarillo característica que todos conocen, hay diversos tipos de plátanos. Cada uno con un color particular: se pueden encontrar rojos, púrpura, verde y marrón. Algunos, eso sí, no son aptos para consumir.

En Canarias la mayoría de su producción es de la variedad de Pequeña Enana y Briel y, en menor proporción, Gran Enana y Gruesa Palmera.

 

Diferencia entre el plátano y la banana

Aunque ambas frutas proceden de la misma familia (las musáceas) podemos decir que el plátano tiene un sabor más dulce, debido a que posee menos almidón y más azúcares que la banana. A pesar de que el contenido de ambos en fibra, proteínas y vitamina C es similar, el plátano tiene más minerales, más fósforo y potasio aunque menos calcio y magnesio.

En el caso de España, los plátanos de Canarias son la mejor opción porque se recolectan cuando han llegado a su punto óptimo de madurez y son cultivados en suelos de naturaleza volcánica, responsables en gran medida en la composición del fruto. Por otro lado, el plátano de Canarias está bajo una producción controlada y certificada que regula el empleo de pesticidas y su transporte a territorio insultar, de corta duración, que presenta efectos positivos en la calidad y vida útil de esta fruta.

El plátano es un alimento muy popular, sin embargo, sus propiedades están infravaloradas o no conocemos tanto como creemos de ellas. Por eso, hoy te contamos todo sobre el plátano  y cómo usarlo en la cocina a favor de una dieta más sana.

 

Las propiedades del plátano

El plátano es un alimento rico en fibra y sin muchas calorías a diferencia de lo que muchos pensamos. Por esta razón, es uno de los alimentos que más saciedad producen  y que al mismo tiempo puede beneficiarnos al influir sobre la flora intestinal por contener sustancias con efecto prebiótico.

Respecto a su contenido en micronutrientes, el plátano es uno de los alimentos con más potasio a nuestra disposición, así como también ofrece vitaminas del complejo B, magnesio, vitamina A y carotenos, siendo por ello un alimento muy apropiado para el funcionamiento del sistema nervioso y muscular, lo que lo convierte en un aliado de los deportistas.

 

Beneficios del plátano

El plátano es uno de los alimentos que más pueden contribuir a la dieta de una persona físicamente activa, pues ofrece minerales y vitaminas que son imprescindibles para la correcta contracción muscular y el funcionamiento del sistema nervioso.

Además, el plátano verde o inmaduro es fuente de almidón que junto a la fibra ofrecerá energía a largo plazo, mientras que el plátano maduro es fuente de azúcares naturales que ofrecen energía sana y de calidad a corto plazo, por lo que puede usarse para reponer energía en un breve tiempo o bien, para almacenar energía para una carrera de larga duración.

Por sus prebióticos, la ingesta de plátano puede incrementar los niveles de bifidobacterias en el intestino y ello podría ser de ayuda para mejorar la composición de la flora intestinal produciendo así un menor riesgo de sufrir obesidad o incluso, favoreciendo el adelgazamiento.

Por otro lado, también es una fruta apta para diabéticos a diferencia de lo que muchos creemos, sobre todo si se ingiere el plátano inmaduro, que posee menos azúcares y más almidón resistente y por ello es un alimento de bajo índice glucémico que puede calmar las ansias de dulces sanamente.

El plátano ni engorda ni perjudica la salud, sino que puede ayudarnos a adelgazar, a reducir el colesterol y comer más sano

Todo esto sumado a su poder saciante nos revela que  su consumo puede siempre ser beneficioso en el marco de una dieta equilibrada e incluso, puede ayudarnos de muchas formas a comer más sano.

 

 

 

Cómo usar plátano en la cocina

El plátano consumido como tal es un snack muy sano y que sacia de verdad, sin embargo, podemos usar su riqueza en almidón y azúcares naturales acompañados de buenos nutrientes como endulzante de otros platos si buscamos reducir el azúcar añadido de la dieta.

Así, podemos elaborar con plátano helados sanos, muffins, galletas, postres, desayunos y muchas otras recetas más aptas para comer más sano y con un sabor dulce que nos sorprenderá.

A la hora de consumir plátano, debemos de tener en cuenta que su consumo excesivo puede provocar estreñimiento por lo que, en caso de padecer este problema digestivo, debemos de moderar su consumo.

 

Consejos para evitar que los plátanos se estropeen demasiado rápido

Si lo que buscamos es que los plátanos no maduren rápidamente -recordemos que es una fruta climatérica (sigue madurando tras su recolección)- debemos meterlos en la nevera separados de otras frutas climatéricas (tomate, kiwi, manzana…). Al estar entre 4 y 5ºC se ennegrecen; para evitarlo podemos meterlos en una bolsa de conservación o envolverlos con papel de cocina o con un paño.

Tampoco debemos preocuparnos si maduran demasiado, porque los podemos usar para untar en una tostada, hacer un bizcocho, un batido o un helado.

 

Curiosidades sobre el plátano

Es el cuarto producto agrícola más consumido

El cuarto producto agrícola más consumido a nivel mundial, solo por detrás del trigo, el maíz y el arroz. ¡Ahí es nada! Uganda, por su parte, es el país que más utiliza el plátano. Consume unas quinientas unidades de esta fruta por año per cápita.

Influyen en nuestro estado anímico

Sí, sí, el plátano es un excelente aliado a la hora de mantener o aumentar el buen humor y mejorar el estado de ánimo. Ello porque contiene una sustancia llamada triptófano y vitamina B6, las cuales juntas producen serotonina. Esta sustancia, a su vez, ayuda a relajar el cuerpo, mejorar el estado de ánimo y, en consecuencia, sentirse más feliz.

El plátano es bueno para la resaca

Este alimento, conocido por su alto contenido en potasio, nos ayudará a reducir el malestar general provocado por la ingesta excesiva de alcohol. Ante la deshidratación que provoca un consumo de alcohol desmesurado, el plátano permite regular el equilibrio de los distintos fluidos corporales y ayuda a mantener unos correctos niveles de hidratación.

Son radioactivos

Pero que no cunda el pánico, su ingesta es totalmente segura. Hay muchos alimentos que son radiactivos por naturaleza y en el caso particular de los plátanos, esto se debe a su alto índice de potasio. El potasio contiene menos de un 0,12% postasio-40 (isótopo K-40) que es radiactivo.

La piel del plátano, beneficiosa para nuestra piel

La piel de plátano fue empleada durante años para tratar distintas afecciones de la piel como el acné o la psoriasis. En la actualidad está también presente en determinados productos de belleza y del cuidado del cabello, ya que posee una alta densidad nutricional.

Otra de las curiosidades, son sus propiedades para aliviar picazón, dolor o hinchazón provocada por picaduras. Basta frotar la parte interna de la piel sobre la zona afectada e inmediatamente el alivio llegará.

Favorece la maduración de otras frutas

A medida que los plátanos maduran segregan gas etileno. Un gas que acelera el proceso de maduración del resto de frutas y verduras que se encuentran a su alrededor.

El zumo de plátano, como tal, no existe

Es muy difícil exprimir un plátano, su estructura dificulta este proceso. Es la fruta con menos porcentaje de agua, cerca de un 74% y por lo tanto resulta una labor realmente complicada.

Fruto de una planta, no de un árbol

Quizás la curiosidad más extendida a lo largo y ancho del planeta: es cierto, el plátano es fruto de una planta, no de un árbol. Si bien es cierto que sus grandes hojas destacan entre el reino vegetal, carece de verdadero tronco.

En función de la fase de maduración nos aporta diferentes beneficios

Para gustos están los colores y también los plátanos. El plátano es una fruta que nos puede aportar diferentes beneficios en función de la fase de maduración en la que se encuentre. Por ejemplo, cuando el plátano está más verde y por lo tanto, aún no está maduro, éste nos aporta prebióticos, unas fibras vegetales que “alimentan” a los probióticos, los microorganismos que habitan en nuestra flora intestinal.

Del plátano se aprovecha todo

Con la fibra de la planta se puede hacer tela y papel, los japoneses son unos auténticos expertos en esta materia.

Las hojas de la planta son usadas en muchas culturas, como en la Hindú y la Budista. Se emplea generalmente como un plato al que se suelen poner algunos alimentos. Es muy frecuente su uso en el sur de India, sin olvidar los países de Latinoamérica y el Caribe, utilizándose en Venezuela para envolver las hallacas (comida típica navideña) y en Méjico y Colombia para los tamales.

No es de extrañar entonces que el mayor productor de plátano en el mundo sea India, con un 28% de la cosecha mundial.

Pero es que hasta la cáscara tiene sus usos. Uno, ya lo hemos mencionado un poco más arriba. El otro es que si quieres darle brillo a tus plantas, frota las hojas con el interior de una cáscara de plátano.

Y sí… ¡Flotan en el agua!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies