961 47 25 29 info@mercovasa.com

Chirimoya, un auténtico caramelo natural

La chirimoya es dulce, jugosa y sabrosa. Tiene una pulpa muy cremosa y un sabor muy característico, el cual recuerda al de las natillas.

Esta fruta en forma de corazón está cubierta por una piel verde clara y gruesa, pero no dura, y que tiene un dibujo que recuerda a las escamas de un reptil.  La pulpa contiene numerosas semillas negras que se desprenden con facilidad.

Procede del Chirimoyo, un árbol pequeño que alcanza hasta 5 metros de altura con ramificaciones bajas. El fruto es una infrutescencia, es decir, está formado por varios frutos que se adhieren entre ellos.

Aunque sea una fruta propia de Sudamérica, ahora es un alimento muy común en muchas partes del planeta y según datos recientes, España es el primer productor a nivel mundial de chirimoyas. Son los pueblos granadinos de Almuñécar, Jete, Motril, Otívar y Salobreña donde principalmente se practica el cultivo del guayabo, ya que estas zonas tiene un clima con características similares al tropical en tiempo de temporada.

Su aporte calórico es más elevado que otras frutas más livianas, pero lo compensa con su alto aporte en calcio, hierro o vitaminas tan importantes como las del grupo B (B1, B2 y B6), la vitamina A y la C, que no solo vive en las naranjas.

Chirimoya

 

CÓMO SE CONSERVA Y CÓMO SE COME UNA CHIRIMOYA

El mejor momento para poder disfrutar del sabor y las propiedades nutritivas de la chirimoya es en invierno, siendo esta su época de maduración. La temporada en Andalucía, una de las zonas más productoras de estos alimentos, es entre los meses de septiembre y abril, aunque existen datos de temporadas que se han alargado hasta el mes de junio.

Con el fin de evitar que la fruta madure demasiado rápido, es recomendable comprar chirimoyas directamente del árbol o del agricultor aún verdes, y esperar que maduren a temperatura ambiente en el hogar. Otro indicador de maduración es la aparición de un color cremoso entre las partes de la cáscara y una superficie más suave. Si madura más de la cuenta y empieza a coger tonos negros, no es signo de que esté en mal estado ya que la piel es capaz de proteger el interior conservando su calidad hasta pasado unos días.

Se puede consumir fresca para aprovechar su dulzura y cremosidad. Para evitar la oxidación de la fruta y acentuar su sabor es aconsejable cubrir la pulpa con zumo de limón; una pulpa que además se puede usar para realizar cremas y bebidas.

¿Cómo se come una chirimoya? Lo primero es retirar el pedúnculo o rabillo dando un tirón, en las frutas maduras sale con facilidad. Corta la fruta por la mitad con un cuchillo afilado, da igual que se haga a lo ancho o a lo largo. Saca la cremosa pulpa con una cucharilla evitando las semillas negras y a disfrutar de esta deliciosa fruta exótica.

BENEFICIOS DE LA CHIRIMOYA PARA LA SALUD

La chirimoya, tiene un valor calórico bastante elevado a causa de su alto contenido en azúcares, aunque es pobre en proteínas y grasas. Aunque tenga un valor calórico alto, no tienen demasiadas calorías, ya que es una fruta de gran volumen.

  • Rica en vitaminas C que nos permiten incrementar las defensas de nuestro sistema inmunológico.
  • Gran aportación de fibra y por consiguiente, usado como laxante para personas con estreñimiento.
  • Reduce el colesterol, ya que tiene bajo aporte en sodio, riqueza en potasio y poca grasa.
  • Combate la anemia por su alto contenido energético y de hierro.
  • Por su compuesto acetogenina, es considerado un antitumoral frente a la prevención del cáncer.
  • Tiene acción tónica que nos evita la fatiga y el decaimiento.
  • Muy rica en vitaminas y minerales e ideal para niños en edad de crecimiento.

CURIOSIDADES DE LA CHIRIMOYA

  • Algunos productos, tales como tratamientos de piojos, dolores de cabeza, gota y disentería, han sido extraídos de la misma semilla de la chirimoya.
  • Tiene un alto poder anticancerígeno, reduciendo y eliminando células malignas de 12 tipos tales como el cáncer  de colon, cuello uterino, mama, próstata, pulmón y de páncreas.
  • Al ser pobre en grasas y tener una fibra con un efecto intestinal muy beneficioso (arrastra el colesterol malo y absorbe al mismo tiempo ácidos biliares y regula la flora intestinal), reduce los niveles de colesterol.
  • Por su alto valor energético la Chirimoya también es recomendable para evitar el cansancio, la fatiga y la depresión. Ayuda a calmar a personas en estado nervioso.
  • Es recomendable también en dietas de adelgazamiento, pues tiene un efecto saciante y regulador del nivel de glucosa en sangre por la fibra que posee, la cual ejerce influencia como laxante intestinal a la vez que dilata en el tiempo la asimilación de los azúcares.
  • Los españoles la denominaron «manjar blanco» cuando la descubrieron en América.
  • Mark Twain una vez la llamó la «más deliciosa fruta en la tierra».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies