961 47 25 29 info@mercovasa.com

De piel suave, pulpa melosa y con el toque crujiente de sus semillas, los higos son suculentos y muy nutritivos: proporcionan energía, minerales y fibra.

Hay registros históricos que hablan de esta fruta dulce en el antiguo Egipto. En la antigua Grecia también se hablaba del higo, siendo el alimento preferido de Platón y que nos cuenta en sus escritos llamándola “la fruta de los filósofos”.

Los higos eran un alimento energético que ya se utilizaban en las primeras Olimpiadas por los deportistas de élite. También se relaciona a esta fruta con los fenicios y los romanos.

En la actualidad, los principales productores de higos son Turquía, Egipto, Grecia, Marruecos y España (principalmente Huesca, Lérida, Ávila, Cáceres, Murcia o Alicante). Existen más de 700 variedades de higueras en todo el mundo, de las cuales unas 300 se cultivan para consumo humano.

Los higos maduran desde final de julio hasta noviembre, aunque la mejor temporada es a final de verano. Y si tenemos la duda de si se tratan de higos o brevas, todo depende de la maduración. Las brevas son higos que no consiguen madurar en otoño. Se quedan todo el invierno en el árbol como pequeños botones y en primavera completan su maduración.

Maduros es como saben mejor, y una vez que están en su punto, apenas aguantan 2 o 3 días en el frigorífico. Para saber si están maduros, deben ceder un poco al tacto, si están muy duros, probablemente estén verdes. Es importante no golpearlos ni amontonarlos para que no se aplasten.

 

Propiedades y beneficios

Higo

Por ser una fruta tan dulce y jugosa puede parecer que el higo tiene muchas calorías, sin embargo, si se consume fresco su aporte calórico no es elevado (74 calorías en 100 gramos de higos frescos o 249 calorías en la misma cantidad de higos secos), y su porcentaje de grasas y proteínas es nimio.

Además de energía, los higos aportan mucha fibra (3 gramos por cada ración de 100 gramos), y minerales como el calcio y el magnesio, especialmente concentrados en el higo seco. El valor nutritivo de los hijos cambia en función de si se consumen frescos o secos. En los secos, los valores nutritivos se multiplican por tres debido a la pérdida de agua.

Las fibras solubles ayudan a controlar los niveles de colesterol y de glucosa en la sangre y contribuyen a regular el tránsito intestinal.

Gracias a la fibra, también pueden ayudar a controlar el peso gracias a su efecto saciante y un leve poder laxante. Comer dos o tres higos antes de la comida reduce el apetito, además, gracias a sus azúcares naturales ayudan a reemplazar los postres y los antojos de dulce.

Los higos contienen cantidades importantes de omega 3 y 6 que, junto con el potasio, permiten combatir diferentes problemas de salud relacionados con el sistema cardiovascular, como es el caso de la hipertensión arterial, riesgo de ataque cardíaco o problemas coronarios, entre otros.

Sus minerales, en especial el calcio (35 mg por 100 gramos) y el magnesio (17 mg por 100 gramos) los convierten en una fruta adecuada para mantener en buen estado el sistema nervioso y músculo-esquelético.

Las frutas que contienen azúcares naturales ayudan a incrementar los niveles de energía y mejoran el estado de ánimo. Los higos son una buena fuente de azúcares naturales y nos pueden ayudar a empezar el día con energía.

El consumo regular de higos previene la degeneración macular. Comer, por lo menos, de 2 a 3 porciones de higos al día puede reducir y combatir significativamente este problema que afecta especialmente a los adultos mayores de 60 años.

 

Recetas con higos

Los higos combinan de manera excelente con setas como el shitake; hojas verdes como espinacas, rúcula, escarolas o berros; con endibias; con frutos secos; con ajo y cebolletas; con tofu; con panes y masas de cualquier tipo. El higo es una fruta dulce y gracias a esta característica, la podemos utilizar en diferentes recetas de postres.

 

Mermelada de higos

Mermelada de higos

Para 3 o 4 botes medianos

  • 1 kg de higos maduros
  • 400 g de azúcar
  • zumo de 1 limón

Limpiamos los higos con delicadeza, quitamos el cabito y si es posible pelamos. Si están muy maduros y la piel no se despega de la carne no os preocupéis, podemos hacer la mermelada con un poco de piel también.

Cortamos los higos en cuartos y los ponemos en la cazuela que vamos a usar, con el azúcar y el zumo de limón. Mezclamos y dejamos macerar por unas horas (también de un día para el otro en la nevera).

Llevamos la cazuela al fuego medio-alto, y cuando comience a hervir bajamos el fuego, y dejamos cocinar 35-40 minutos.

De vez en cuando removemos para que no se pegue y para ir rompiendo los trozos más grandes.

Para saber si la mermelada está lista, tomamos un poco con una cucharita y lo ponemos en un plato, de manera que enfríe rápidamente; si la textura y la densidad nos gusta, ya podemos apagar el fuego; si está todavía muy líquida seguimos cocinando unos minutos más.

Si os gusta la mermelada sin tropezones de fruta, podéis triturarla con una batidora o pasarla por un chino.

Conservación de la mermelada

Esterilizar unos botes de cristal junto con las tapas en agua hirviendo y dejarlos secar. Entonces los rellenamos con la mermelada aún caliente, los tapamos y les damos la vuelta, apoyándolos sobre la mesa del lado de la tapa. De este modo lograremos que se cree un vacío que ayudará a la conservación. Los dejamos enfriar completamente así girados. Con este método la mermelada os durará varios meses.

 

Higo seco

Higo seco

No podemos pasar por alto una de las formas más usadas de comer el higo, seguro que muchos de vosotros ya lo habéis probado. Se trata del higo seco.

Los higos secos los podemos ver con más normalidad en invierno, siendo muy típico en Navidad verlos en nuestros mercados, ya sea como higos secos o como pan de higo. Aunque se aconseja consumirlos con moderación por su contenido en azúcar y el aporte calórico, tiene muchas propiedades nutricionales beneficiosas para nuestra salud.

Este fruto seco no puede faltar en nuestra cocina, sobre todo, fuera de temporada del higo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies